jueves, 10 de enero de 2008

La enciclopedia me mata

Si conoces el nombre de una estrella, no conoces el nombre de todas las demás.
¡Esta es la falacia del conocimiento! Bien, conoces el nombre del Sol, sun, sonnen, soleil, sole, ... y ¿en chino?

Ahora ¿como le dices a un extraterrestre que hablase perfecto castellano- que tu estrella, se llama Sol? ¿Dónde está? ¿Con cual otra no hay que confundirla? ¿Cómo llegar hasta ella? Y ¿no a otra? etc. etc. Al fin y al cabo, tu casa, la conoces, no tiene nombre y sabes explicarle a cualquiera, donde está, como llegar, ... entonces, tu conoces tu casa, que no tiene nombre y no conoces el sol que si lo tiene.

Lo que llamamos conocimiento, no son mas que unas pocas referencias mas o menos comunes para andar por casa. Hasta hace unos días, el Sol era el dios Ra y no era menos verdadero, cierto y científico que nuestra estrella sol y desde luego, no podemos decir que los egipcios fuesen tontos, definieron su calendario y nuestras costumbres, fiestas y ritos mas ancestrales, que con un nombre u otro, continuamos practicando.

Lo que llamamos ciencia, no es mas que una referencia circular. Lo que llamamos inteligencia, es poco mas que un experimento repetido, hasta encontrar la solución, que bautizamos con el nombre del solucionador. Nos sorprendemos de su éxito, al que llamamos, validación, pero no deja de ser una pequeña ilusión.

El caso del Dr. Flemming, tan importante, por su descubrimiento casual, de unas sustancias sintetizadas por mohos, capaces de matar bacterias, que por cierto, algunas de ellas, las bacterias, sin ninguna inteligencia, han conseguido superar -hacerse resistentes- sobre todo, a causa de la estupidez humana.

Ahora ¿quienes son mas inteligentes? ¿los mohos? o ¿las bacterias resistentes? Desecho la idea de que los humanos sean inteligentes, tal vez, lo justito como para imitar a los mohos en su lucha contra las bacterias, lo que no deja de ser una multiplicidad de ensayos y errores hasta alcanzar un resultado positivo.

Cuando era chico, me regalaron un juguete, que se movía a pilas y que al chocar con algo, cambiaba de forma aleatoria el sentido de su movimiento. Ese juguete ¿era inteligente? Yo creo que no. Sin embargo, era capaz de salir de cualquier laberinto.

En biología ocurre lo mismo, un determinado número de seres nacerán con defectos, desviaciones, de todo tipo y si existe la solución, el ser vivo la encontrará y a eso, lo llamamos evolución y encima decimos que la naturaleza es sabia.

Nosotros, podemos recordar y cruzamos el laberinto incluso peor que un ratón de laboratorio.
La memoria visual gráfica de un chimpancé es superior a la de algunos universitarios.
¿Inteligencia? ¡ja! ¿Conocimiento científico? ¡ja! ¿Soberbia? ¡Toda!

Reto a cualquier científico a que me demuestre la existencia del intelecto, de la inteligencia de forma que no sea redundante. Por eso, somos la especie elegida, porque estamos solos, porque no somos capaces de comunicar con otra especie. Si me dicen, que los perros nos obedecen, afirmaré que la inteligencia es compartida, entre las dos especies, aunque tengo mis dudas de cual de las dos es superior.

¡Salud!

7 comentarios:

Lula Towanda dijo...

En conocimiento es cada vez menos profundo ¿cuantas personas en el mundo sabrían desarrollar un codec mejor que los que existen?
A pesar de eso hay suficientes pistas para aprenderlo si te lo propones.
No sé si existe la inteligencia pero no es necesaria para que el mundo continúe.

Los que nos gobiernan se comportan como los tente-en-pie o como ese juguete tuyo que al chocar con algo cambiaba de forma aleatoria el sentido de su movimiento.
Es como la fábula de las moscas y las abejas de Unamuno.

mpiryko dijo...

Hola Lula.
Tal vez por eso ha aparecido el término inteligencia social, que las grande compañías quieren ... gestionar.
¿Es la "inteligencia" de un hormiguero superior a la de las hormigas? No, pero, el hormiguero realiza tantos ensayos como hormigas tiene y sus probabilidades de éxito, crecen.
Así, un hormiguero (colonia social) sería como la hormiga 2.0 y por tanto: "tribu = hombre 2.0"

mpiryko dijo...

Las moscas y las abejas de Unamuno
http://territorioenemigo.blogspot.com/2007/08/la-condicin-humana-i-moscas-y-abejas.html
muy ilustrativo

Lula Towanda dijo...

Te pongo bien el link de las moscas y las abejas de Fernando
La condicion humana
y un post que me inspiró Statu Quo

SUSANA dijo...

mpiryko: mientras leía su comentario, me vino una y otra vez a la mente la escena de una vieja, viejísima película, de la que solo recuerdo este diálogo:
- Deben irse, por las buenas, estas tierras ahora son propiedad del hombre blanco -

- ¿Usted quiere decir que ahora estas tierras son suyas, que le pertenecen? - preguntó el indio piel roja, apenas disimulando su sorpresa e hilaridad.

- Sí - respondió el militar, mirando a sus camaradas de armas, sin comprender y exhibiendo un papel escrito- Aquí lo dice -

El indio comenzó a reir (es extraño ver la risa en su cara) y finalmente tradujo las palabras del blanco a los otros indios:

- Ja, ja, ja já, dice que la tierra es suya. Es como decir que también son suyos el aire, los pájaros, el sol...estos blancos son muy tontos-

Se le saluda y agradece su paso por mi Cueva. De ninguna manera borro comentarios como el suyo. Bien por el contrario, oportunamente me agradará colocarles la lupa.

mpiryko dijo...

@lula
Gracias, perdona que no haya comentado tu post sobre la rata, para mi que trabajo en alimentación, son un problema y terriblemente listas y"heroicas" Si una rata detecta el veneno que le pongo, impedirá que otras ratas lo coman y morirá en sus proximidades a modo de cartel avisador. Mis respetos para la rata y mi desprecio para mucho (in) humanos

@ susana
Te respondo aquí, a mi entender, ésta escena, es un elogio a la homosexualidad, bien disimulada, mediante dos senos oportunamente colocados. Me resulta, genial el artista, pues ésta obra está en techo de la capilla sixtina, en mitad del vaticano, ... AUDACIA pura. La rama seca, del centro, un tanto fálica, representa la esterilidad de la relación.

mpiryko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.